Los políticos nos están quitando la capacidad de hablar mientras las constructoras están dañando y cambiando nuestros vecindarios.

Una serie de leyes recientemente aprobadas, permite la construcción de edificios justo a lado de viviendas familiares y niega nuestra capacidad de luchar contra estas decisiones. Somos una coalición de miles de líderes de vecindarios en California, y estamos luchando por mantener nuestro derecho a opinar sobre lo que sucede en nuestros vecindarios.

¡Detengamos los cheques en blanco para las constructoras!

En vez de trabajar para crear nuevas viviendas sin embotellamientos, daño ambiental y expansión descontrolada, los políticos de Sacramento entregaron un cheque en blanco a las constructoras para que construyan lo que quieran, donde quieran y sin tener que contribuir al nuevo tránsito, escuelas o carreteras, ignorando nuestro derecho a opinar.

Después de aceptar decenas de millones de dólares en contribuciones de constructoras con fines de lucro, este año los políticos de Sacramento aprobaron las leyes: SB 9 y SB 10, las cuales, en esencia dictan que ¨nos sentemos y nos callemos¨ sobre lo que está sucediendo justo a lado de nuestras casas mientras las constructoras demuelen viviendas familiares y construyen edificios de varios pisos.

¡No nos sentaremos o nos callaremos!, ¡Estamos luchando! Estamos de pie para protestar y revocar estas leyes dañinas y queremos aprobar una iniciativa estatal en noviembre de 2022 para restaurar la voz de nuestro vecindario. No podemos entregar la planificación local a las constructoras, ya que solo nos traerá, tráfico excesivo, daño ambiental, mayores impuestos y una expansión descontrolada.

¡No son viviendas asequibles!, solo son enormes beneficios para las constructoras.

Los políticos dicen que nos quitaron la voz de nuestro vecindario porque necesitamos bajar el costo de la vivienda. Pero sus dos proyectos de ley NO crean nuevas viviendas asequibles.

Existen CERO requisitos para construir nuevas viviendas asequibles. Las constructoras ganarán miles de millones y los hechos muestran que estas dos leyes estatales crearán un desplazamiento masivo, obligando a las familias trabajadoras a salir de sus propias comunidades.

Hay formas comprobadas con las cuales podemos tener viviendas nuevas sin causar embotellamientos y una expansión descontrolada.

Podemos construir viviendas nuevas, cerca del centro, y junto a nuestro lugares de trabajo. Podemos reducir la burocracia que solo aumenta el costo de las casas. Podemos crear casas asequibles en nuestros patios traseros para que nuestros hijos y padres permanezcan en sus comunidades.

Hay soluciones, pero los políticos dieron a las constructoras la capacidad de construir proyectos de varios pisos a precios de mercado en cada vecindario y nos quitaron la capacidad de hablar sobre proyectos que se están construyendo literalmente
justo al lado de nosotros.

Las constructoras ganan miles de millones y nosotros pagamos la factura!

Es muy peligroso el poder que los políticos les dieron a las constructoras, no solo nos quitará la voz en nuestro vecindario, también dejará a todas las familias de California con una nueva factura significativa. Las dos leyes aprobadas por Sacramento no requieren que las constructoras contribuyan un centavo para carreteras, tránsito, escuelas, parques, policía y protección contra incendios, nuevas fuentes de agua o cualquier otro servicio. Ellos se benefician – ¡NOSOTROS PAGAMOS! Esa es solo una de las razones por la que los vecinos de todos los rincones de California están uniéndose a nosotros y para luchar por nuestro derecho a hablar.

¡Únase a nosotros mientras nos levantamos, luchamos y ganamos!

Los políticos y las constructoras han expresado su opinión.

¡Ahora es nuestro turno! En los meses siguientes, trabajaremos para darle la oportunidad a cada elector de California para hablar sobre lo que está sucediendo en nuestros vecindarios. Nuestras medidas remueven el cheque en blanco a las constructoras y restauran un proceso que permite que los vecindarios sean escuchados. Regresaremos el balance, para que nuestros pueblos y ciudades no se queden atascados con facturas enormes.

Les diremos a los políticos que necesitamos soluciones reales a nuestros problemas de vivienda, no un cheque en blanco para las constructoras y las facturas que silencian las voces de nuestro vecindario.

¡ÚNASE A SUS VECINOS MIENTRAS LUCHAMOS Y GANAMOS!

Name(Required)
Endorse and Volunteer